Buscar
CLOCViaCampesina Google
La Encuesta
Ultimo comentario
">
payday Opino..
Hello! bbb payday loans , Recibido el: 2017-04-04

Historia de la Vía Campesina

La Vía Campesina se formó en 1993, en parte como resultado directo del hecho de que los intereses de los/as campesinos/as y pequeños/as y medianos/as agricultores/as no fueron representados en las negociaciones del GATT (Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio) en el marco de la Ronda de Uruguay en materia de agricultura. Organizaciones campesinas y agrícolas del mundo entero sintieron la urgencia de trabajar colectivamente para defender sus derechos en el contexto de la liberalización comercial, como productores/as de los alimentos para el mundo.

Las raíces históricas de La Vía Campesina se remontan hasta 1992, cuando organizaciones agrícolas campesinas y familiares de Centroamérica, el Caribe, América del Norte y Europa se reunieron en Managua, Nicaragua, durante el Segundo Congreso de la Unión Nacional de Agricultores y Ganaderos (UNAG). Analizaron y discutieron el impacto de las llamadas políticas neoliberales en la agricultura y las comunidades rurales. Los líderes y las lideresas agricultores/as estaban de acuerdo en que las consecuencias brutales de este modelo basado en el libre comercio, los precios bajos y la agricultura industrial (mayor empobrecimiento y marginación en el campo) eran totalmente inaceptables. Urgía desesperadamente un modelo alternativo, y sentían que los/as campesinos/as mismos/as debían estar en el seno del desarrollo de las políticas rurales y alimentarias que inevitablemente afectaban a las comunidades rurales.

Como seguimiento a la iniciativa de Managua, más de 70 líderes y lideresas campesinos/as y finqueros/as de todo el mundo se reunieron en Mons, Bélgica, en mayo de 1993. Fue en esa conferencia, la Primera Conferencia Internacional de La Vía Campesina, que el movimiento global se creó formalmente. Los/as participantes acordaron una declaración de propósito y una estructura organizativa y definieron un marco muy general de políticas para proteger los derechos e intereses de las familias agricultoras.

El dinamismo y la importancia política de La Vía Campesina se demostraron en las Conferencias Segunda y Tercera, que tuvieron lugar en Tlaxcala, México (abril 1996) y Bangalore, India (septiembre - octubre 2000), respectivamente. Representantes de organizaciones rurales de todo el mundo se reunieron para articular posturas compartidas y consensuadas entorno a las políticas públicas sobre los temas clave: soberanía alimentaria y comercio, reforma agraria, derechos humanos, biodiversidad y recursos genéticos, equidad de género y agricultura campesina sustentable. Estas posiciones políticas son herramientas importantes de cabildeo y acción que han sido utilizadas desde entonces en la lucha de La Vía Campesina por el cambio a nivel comunitario, nacional, regional e internacional. En la Cuarta Conferencia, en Saô Paolo, Brasil, en junio 2004, se enfatizó la necesidad de mejorar los mecanismos organizacionales internos del movimiento y de fortalecer las organizaciones que conforman LVC.

La Vía Campesina se consolidó en el Norte y en el Sur entorno a objetivos comunes: un rechazo explícito del modelo neoliberal para el desarrollo rural, una oposición contundente al hecho de ser excluidos/as a la hora de definir las políticas agrarias y una firme determinación de trabajar unidos/as para empoderar la voz campesina y establecer un modelo alternativo de agricultura.

A través de los años, La Vía Campesina ha desarrollado posiciones globales consensuadas y ha llevado a cabo múltiples actividades entorno a temas que van desde la reforma agraria, la biodiversidad, los recursos genéticos y las prácticas agrícolas sustentables, hasta la necesidad de integrar la perspectiva de género y construir alianzas estratégicas.

Hasta la fecha, La Vía Campesina ha organizado un gran número de reuniones regionales y talleres en diferentes partes del mundo, una Asamblea Internacional de Mujeres de LVC, cuatro Congresos Internacionales, una serie de intercambios entre organizaciones campesinas y agrícolas del Norte y del Sur, etc.

Por otra parte, y en colaboración con la organización de derechos humanos FIAN (Foodfirst Information and Action Network) y LRAN (Red de Investigación - Acción sobre la Tierra), ha lanzado la Campaña Global por la Reforma Agraria. Está implementándose una segunda campaña global conocida como "Semillas: Patrimonio de los Pueblos al Servicio de la Humanidad", cooordinada por la organización integrante de La Vía Campesina ANAMURI de Chile.

Actualmente hay tres campañas más que están en proceso de gestación: la "Campaña por una Carta de Derechos Campesinos", la "Campaña para Cambiar la PAC y la Ley Agrícola" y la "Campaña sobre la Violencia contra las Mujeres".

A su vez, las delegaciones de La Vía Campesina tuvieron una presencia y una fuerza significativa en varios foros internacionales: las Cumbres Mundiales sobre la Alimentación en Roma (1996 y 2002); eventos entorno a las Reuniones Ministeriales de la OMC en Ginebra (1998), Seattle (1999), Doha (2001) y Cancún (2003); el Foro de Agricultura en Québec (2001); las negociaciones sobre el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) en Quito (2002); y el Foro Social Mundial (FSM 2001, 2002, 2003, 2004, 2005, 2006 y 2007).

La Vía Campesina también ha mantenido discusiones al más alto nivel con representantes de varias instituciones internacionales como IFAD (International Fund for Agricultural Development), FAO (Food and Agriculture Organization), UNDP (United Nations Development Programme) y GFAR (Foro Global sobre Investigación Agrícola) para discutir cuestiones relacionadas con el desarrollo rural.

Como movimiento campesino internacional que está en el frente de oposición al neoliberalismo, La Vía Campesina formula políticas y prácticas alternativas que mejoran la vida y el sustento del campesinado. Por lo tanto, la reforma agraria es considerada como una medida fundamental que devolverá la soberanía campesina. La Vía Campesina cree que solamente dentro de una estructura agraria justa, habrá una soberanía campesina. El movimiento cree que es el mismo campesinado quien debe determinar y decidir qué es lo mejor para su sustento y de qué manera podrá escapar a la pobreza.

La Vía Campesina ha promovido la idea de la "soberanía alimentaria" como respuesta al concepto de seguridad alimentaria que ha creado más hambre en el mundo y más pobreza entre las familias campesinas. La soberanía alimentaria es un concepto alternativo que apoya a los pueblos en su lucha contra las políticas neoliberales como aquellas que son impuestas por las instituciones financieras internacionales, la OMC y las corporaciones transnacionales del agrobusiness a través del libre comercio y de la liberalización en la agricultura.